Jean-Denis Haas

Animator

Jean-Denis Haas, era un niño de los años 80. Implicaba lo habitual: enamorarse de franquicias de películas como Star Wars, Ghostbusters e Indiana Jones y pasar horas frente a la televisión viendo Tom y Jerry y Dragon [...]

Modelos recomendados

El MSI P100 consiguió renderizar un proyecto de Premiere Pro en menos de 4 minutos. La máquina que yo tenía tardaba unos 27 minutos en hacer lo mismo. Es una locura!

Somos muchos los que hemos pasado horas viendo películas como La guerra de las galaxias, Star Trek e Indiana Jones. Sin embargo, lo extraño es que un fan incondicional de todas estas sagas llegue a trabajar en ellas como animador. Para Jean-Denis Haas, pasar de jugar con los juguetes de La guerra de las galaxias a contribuir en sus películas no solo ha sido emocionante, sino también un poco surrealista, incluso después de tantos años.

JD Chilling with His Workstation

Jean-Denis posando con su estación de trabajo

Jean-Denis se crió en Suiza y, como cualquier otro niño, veía dibujos animados y películas, y escuchaba música. Ahora, es un prodigioso animador que cuenta en su haber con multitud de éxitos de taquilla; y lo puede decir bien alto. La guerra de las galaxias, Indiana Jones, Transformers, Los Vengadores y Las crónicas de Narnia son solo algunas de las franquicias en las que ha participado. Y ahí no acaba todo: también es profesor en Animation Mentor y en la Academy of Art de San Francisco, su antigua escuela, donde forma incansablemente a la nueva de generación de animadores y artistas.

La creatividad y el arte vivían en la casa de los Haas. Su padre era un cirujano de renombre que también tenía predilección por el cine y la música. Se aseguraba de que siempre sonara algo en casa. De hecho, como afirma el propio Jean-Denis: "También es músico de jazz y tocaba el saxo tenor". Del talento de su madre no se puede decir menos. Le encantaba la pintura, pero "a mí no; desde luego, no heredé su gusto por este tipo de arte", afirma el animador.

"Soy un niño de los 80, la década de los clásicos Disney, La guerra de las galaxias, Indiana Jones o Los Cazafantasmas; así se puede resumir mi niñez".

Como todos los demás jóvenes, pensaba a qué se iba a dedicar después del colegio. "Me interesaban, sobre todo, los efectos especiales como los tornados, las explosiones, las espadas láser y ese tipo de cosas", dice Jean-Denis. Después de investigar un poco por Internet, llegó a la Academy of Art de San Francisco, que se encuentra cerca de los estudios Industrial Light & Magic (ILM) y Pixar. Para él, estar a un paso del origen de todo lo que le fascinaba le ayudó a tomar la decisión y solicitó su ingreso en la escuela el otoño de 1999.

Kid JD

Jean-Denis de pequeño

Sin embargo, cuando llegó allí, las cosas no fueron como había imaginado. Resulta que los efectos especiales conllevaban muchos números y mucho código. El proceso era más técnico de lo que pensaba. "Solo un día me bastó para pasarme a la animación", dice riéndose. ¡Y así empezó todo!

Después de terminar los estudios, empezó a solicitar trabajo en todas las empresas que encontraba mientras trabajaba en su demo reel. Hizo entrevistas en Sony, Tippet, Factor 5 e ILM. En enero de 2004 entró como becario en ILM y ahí trabaja desde entonces.

Todo está en los detalles y en recibir la inspiración adecuada

Cuando eres animador, encontrar inspiración puede ser difícil, ya que puede venir de cualquier parte. Puedes estar navegando por YouTube, Instagram o Twitter y, de repente, encontrarte con algo que te llama la atención. "Hay mucha gente por ahí con muchísimo talento que te da una buena lección de humildad", dice Jean-Denis. Utiliza mucho Twitter y ve el trabajo y los show reels de todo el que puede. Es algo que le motiva.

A Sneaky Snapshot of JD Recording a Frame of Reference (rig by Animation Mentor)

Jean-Denis grabando un fotograma de referencia (animación de Animation Mentor)

El proceso es siempre el mismo, ya estés animando una escena de La guerra de las galaxias o un proyecto personal con tu mascota. Jean-Denis comienza haciéndose una idea de lo que hay que hacer. Confiesa con algo de nerviosismo: "Suelo terminar representando yo mismo las animaciones, así que tengo mucho material ridículo no apto para el público". Le ayuda a imaginarse mejor los movimientos necesarios y cómo hacerlos parecer naturales.

"Hay MUCHAS grabaciones de las que me avergüenzo".

Tienes que pensar en los detalles más minúsculos: si tardas cierto tiempo en cerrar los ojos, ¿estás transmitiendo arrogancia o parece que tienes sueño? Además de plasmar las expresiones, también tienes que asegurarte de que el movimiento sea lo más natural posible. Hay que pensar en aspectos como que una parte móvil se vea o no demasiado pesada o rígida. Controlar los detalles es la única manera de que el resultado no sea artificial.

Everything’s in the Details Around Us

Todo está en los detalles que nos rodean

Una vez que tiene un fotograma de referencia, Jean-Denis hace un boceto de la animación en Maya. Utiliza las reproducciones rápidas (Playblast) de este software para obtener una vista previa de la animación y, así, hacerse una idea más precisa de cuál será el resultado final sin tener que hacer un renderizado completo, que requiere de una gran cantidad de gráficos y potencia de cálculo.

"Cuando me gusta el resultado, paso al renderizado final —afirma—. Bueno, la verdad es que nunca te quedas satisfecho y terminas retocándolo hasta que ya no te queda tiempo", confiesa entre risas. Sin embargo, perfeccionar tu trabajo de manera obsesiva y sin ver el fin es la única forma de seguir siendo competitivo y tener un nombre en este campo.

JD Watching Movies to Study Natural Motion

Jean-Denis viendo películas para estudiar los movimientos naturales

Seguir teniendo un nombre requiere de mucho estudio. La tecnología cambia, aparecen nuevas herramientas y los artistas empiezan a utilizar medios, hardware y software nuevos. "¡Nunca dejas de formarte! Siempre hay algo que puedes mejorar", declara.

Un buen ejemplo de ello es que la realidad virtual ha llegado al mundo de los animadores. Esta tecnología es perfecta para quienes quieren hacer animaciones y prototipos de conceptos a una velocidad vertiginosa, pero se necesita un buen hardware y, claro, unos auriculares de realidad virtual de primera clase.

La velocidad y la capacidad de hacer varias cosas a la vez son primordiales

"La velocidad a la que puedes trabajar en Maya es lo más importante de todo", afirma Jean-Denis hablando de los animadores profesionales. Las cosas tienen que ajustarse lo máximo posible al tiempo real. Cuando se anima una escena, el renderizado en la ventana debe ser rápido y nítido. Cualquier retraso o inestabilidad en la vista te distrae del trabajo que tienes entre manos.

Según el animador, el ordenador de sobremesa P100 se veía muy bien sobre el papel porque tiene mucha RAM y la tarjeta gráfica RTX 2080 Ti es muy buena, pero solo cuando lo utilizas te das cuenta del gran avance que supone.

"El MSI P100 consiguió renderizar un proyecto de Premiere Pro en menos de 4 minutos. La máquina que yo tenía tardaba unos 27 minutos en hacer lo mismo. Es una locura —exclama Jean-Denis—; es un equipo realmente rápido y, si lo comparamos con el que yo tenía, una mejora enorme".

DJust Another Day of Work (AZRI rig by Matthew Bachnick)

Otro día de trabajo (animación de AZRI, por Matthew Bachnick)

Para Jean-Denis, no es solo la diferencia de rendimiento en una misma aplicación: "Usando el P100, puedo renderizar desde Photoshop, Premiere Pro o Maya, y seguir haciendo otras cosas, lo cual es importante". Su trabajo consiste en grabar y dar clases. Esperar a que se guarde todo no es ni productivo ni agradable. Ahora, incluso durante el renderizado, con el MSI P100 puede animar o crear otra clase sin complicaciones.

Otra característica que le gustó mucho fue el puerto USB preparado para trabajar con realidad virtual del ordenador. Muchos animadores están empezando a utilizar realidad virtual para dibujar y generar conceptos de animación en el espacio 3D, para luego llevarlos a Blender, Unity o un sistema similar.

"Tenía muchas ganas de probar la realidad virtual".

"Este ordenador de sobremesa parece lo suficientemente potente como para permitírmelo —afirma Jean-Denis—. Es sencillamente perfecto".

Para un animador, el tamaño de la pantalla cuando se trabaja en Maya no es tan importante, "pero se ve más cuando el formato es ultraancho", afirma. Además de la escena de animación, puede tener abiertos el editor de gráficos, el vídeo de referencia y los recursos sin tener que cambiar de ventana ni de pantalla. A él, resulta muy práctico.

"Puedo tener Premiere Pro abierto y me queda espacio en el lateral para otros recursos y el correo electrónico".

Este ordenador le ha ayudado mucho a realizar múltiples tareas a la vez y a trabajar con distintas aplicaciones sin necesidad de dejar nada en segundo plano.

 Seeing More Means Doing More in Less Time (David rig by Gabriel Salas)

Ver más significa hacer más en menos tiempo (animación de David, por Gabriel Salas)

Su experiencia con el centro para creadores de MSI también ha sido fantástica. "Me ha dado más control y acceso inmediato a las funciones principales de la máquina; cuando necesitaba añadir potencia de cálculo a una aplicación, lo hacía fácilmente ¡Es genial!", confiesa.

Jean-Denis ahora tarda mucho menos con sus tareas gracias a la estación de trabajo MSI, lo que le deja más tiempo para dedicarse a lo que le gusta. Esperas más cortas a la hora de hacer labores de producción y más tiempo para seguir trabajando y terminar más rápido que nunca. En su tiempo libre, le gusta ver películas y programas de televisión, jugar a algún juego y nadar, entre otras cosas.

Atrás

Historias relacionadas

thumbnail
Animación
Guo Xiancong
Aninator

Podría decirse que la conocida adaptación cinematográfica del videojuego "Detention" fue la auténtica ganadora de los Premios Caballo de Oro del año pasado. Sus impresionantes escenas de efectos especiales también recibieron el premio a los Mejores Efectos Visuales, y el discreto galardonado resultó ser el equipo taiwanés de efectos especiales de Image Reproduction. En este artículo, compartimos una entrevista con Guo Xiancong, el supervisor de efectos especiales y la pieza fundamental que mantuvo al equipo unido durante todo el proceso. Además de revelar los secretos de la producción cinematográfica, el artículo indaga en la tecnología y hardware de posproducción necesarios para la generación de los efectos especiales.

thumbnail
Animación
Dale Hayward
Stop Motion Animator

El currículum de éxitos de Dale y Sylvie, que alberga, entre otros, filmes premiados como El principito o Bone Mother, es, cuanto menos, espectacular. Para Dale Hayward y Sylvie Trouvé, el trabajo y la vida están irreversiblemente interconectados. Y no es para menos, ya que están casados y son los distinguidos animadores profesionales de la técnica stop-motion que fundaron See Creature Studios en Montreal.

us